Vindicta, las zapatillas más solidarias

06 Nov, 2019 Nuestras Marcas

Las zapatillas de Vindicta van más allá del diseño y el confort que las caracteriza. Son la base de un proyecto solidario al que nos encanta dar cabida en Raíces.

Pocas causas hay más nobles que las solidarias y las zapatillas de la marca malagueña Vindicta nacen con un propósito de esta naturaleza. Cuando Miguel Luque, CEO de Vindicta, se lanzó al mundo de la moda creando su propia colección de zapatillas tenía claro que quería emprender, pero no de cualquier manera. Su intención era contribuir en la medida de los posible a la sociedad, por eso de la venta de cada par de zapatillas se destinan dos euros a una entidad sin ánimo de lucro que se encarga de mejorar la calidad de vida de personas en situación de desventaja social.

Anendo, la primera de muchas

Miguel Luque mantiene un vínculo especial y personal con la asociación malagueña Anendo en la que fue voluntario. Esta organización ayuda a niños con diversidad funcional como Síndrome de Down, Autismo o Asperger entre otras, y a sus familias. Por este motivo, la primera colección de zapatillas Vindicta, «Rise», estuvo dedicada a ella.  La idea es cambiar de asociación a la vez que cambia la colección y el objetivo, ayudar a las máximas personas posibles.

Los valores de Vindicta: #walkingtogether

Las zapatillas de Vindicta están fabricadas 100% en España. Se trata de una marca que apuesta por la calidad de los materiales, las garantías y, sobre todo, por los derechos de los trabajadores implicados en el proceso de fabricación. Las zapatillas de Vindicta no sólo son solidarias, sino que también son una apuesta segura por el consumo responsable y ético.

Para Raíces Store es importante contar con una firma de estas características en nuestro catálogo. El diseño atemporal de las zapatillas y la amplia gama de colores que las caracteriza se unen al confort y a la simplicidad. Nos encanta llevarlas en cualquier momento del día y estamos orgullosos de ser un punto de venta y que nuestra clientela también pueda disfrutar de ellas al mismo tiempo que colabora en una causa solidaria.

Compartir esta historia